Como parte de la conservación y protección del patrimonio arqueológico, los caminantes de Xíimbal K´áax A.C.; en conjunto con el Departamento de desarrollo urbano del Ayuntamiento de Mérida y el Departamento de restauración del Centro INAH-Yucatán, se dieron cita el sábado 18 de julio a las 5 de la tarde en el parque de la colonia Salvador Alvarado Sur conocido entre los colonos como “El cerrito”, esto por contar con estructuras prehispánicas de altura considerable similares a una elevación natural, y cuyas intervenciones arqueológicas dejaron al descubierto dos construcciones prehispánicas mayas una de ellas con rasgos arquitectónicos de estilo Puuc.

La actividad denominada “El cerrito en mi historia. Diálogos y visiones sobre mi parque” inició con una exposición fotográfica de los hallazgos obtenidos durante las excavaciones. Destacaron vasijas de cerámica, pendientes de conchas y caracoles, así como algunos artefactos líticos. La exposición contó con la explicación de arqueólogos y restauradores que dieron información sobresaliente de las piezas arqueológicas. De igual forma haciendo uso de la tecnología se podía consultar información de las piezas en nuestra página web a través de los códigos QR añadidos a las imágenes.

Las actividades continuaron y con el llamado de la trompeta de caracol, los niños asistieron a la actividad “Arqueólogo por un día de Xíimbal K´áax A.C. Simulando una excavación y registro arqueológico, niños y adolescentes tuvieron la oportunidad de vivir la experiencia de ser los excavadores de un enterramiento, el cual fue montado por el equipo de caminantes horas antes de la actividad. Los pequeños excavadores tenían la misión de registrar minuciosamente todos los objetos que iban descubriendo. La actividad de los pequeños concluía con la visita a la exposición para constatar como lucen piezas auténticas encontradas en una excavación real.

El dialogo vecinal no se hizo esperar, los colonos recordaron como era el parque antes de su intervención arqueológica; intercambiaron opiniones acerca del estado del parque, y mostraron su preocupación por conservar ese espacio público que en el pasado prehispánico funcionara como una unidad habitacional y al día de hoy funge como área de esparcimiento donde los pequeños se echan una cascarita de futbol y los adultos aprovechan la sombra de los árboles. Pero que al final de cuentas continúa siendo un espacio en donde pasado y presente convergen y es a través de la acción y dialogo entre sociedad civil organizada, autoridades competentes y colonos, que puede lograrse una óptima interacción que no afecte el patrimonio arqueológico y no prive a los colonos de su espacio.

Visita al Parque Ecoarqueológico “El Cerrito” colonia Salvador Alvarado Oriente
Etiquetado en: